Comprar llantas usadas es un riesgo para su seguridad en carretera

Compartir

Bridgestone recomienda elegir neumáticos nuevos para asegurar un correcto desempeño en carretera

San José, Costa Rica, 09 de enero del 2019. Con la llegada de la cuesta de enero, muchas personas buscan opciones para optimizar sus recursos y ahorrar la mayor cantidad de dinero, lo que puede llevarlos a adquirir llantas usadas sin tomar en cuenta el peligro que estas representan.

Bridgestone, líder mundial en la fabricación de llantas y otros productos diversificados, señala que los países centroamericanos y del Caribe se han convertido en destacados importadores de llantas usadas. En Costa Rica esta práctica es poco común, ya que, junto con Jamaica, son los únicos países que por legislación no permiten este tipo de importación. A pesar de lo anterior, no se puede negar que en el país existe un mercado de venta de llantas usadas que atrae consumidores, especialmente por su bajo precio.

“Las llantas usadas representan un riesgo importante en la seguridad en carretera ya que por lo general tienen una estructura debilitada, lo que conlleva un funcionamiento poco efectivo para la maniobrabilidad y una débil respuesta al agarre en condiciones adversas como lluvias, lo que puede provocar un derrape o una colisión”, afirmó Walter Villalobos, Gerente de Ingeniería de Ventas de Bridgestone de Costa Rica.

Este tipo de llantas, además, tienen un promedio de vida limitado a unos cuantos kilómetros, por lo que se deben desechar rápidamente, teniendo un impacto directo en la contaminación de ríos, parques y otros espacios.

“Los consumidores también deben ser responsables tanto con la seguridad, como con la salud y el medio ambiente, y elegir siempre comprar llantas nuevas en vez de usadas. Al tratarse de un producto tan sensible, lo barato puede salirnos muy caro”, agregó Villalobos.

Otro punto importante es que las llantas usadas no cuentan con el respaldo oficial de una marca que trabaje activamente en asegurar la calidad del producto, así como en minimizar los posibles impactos negativos de una inadecuada disposición del neumático al terminar su vida útil. En el caso de Bridgestone, por ejemplo, la empresa cuenta con estándares de calidad que garantizan que el consumidor reciba un producto seguro, además cuenta con programas de responsabilidad social enfocados en la adecuada disposición de sus llantas.

En el siguiente cuadro comparativo se pueden observar las ventajas que presenta la compra de llantas nuevas, en vez de llantas usadas:

Llantas Usadas Llantas Nuevas
Estructura de llanta deteriorada Excelente calidad de estructura
Desgaste de banda considerable Banda sin desgaste
Incremento en distancia de frenado Menor distancia de frenado
Menos de 2 años de vida útil Vida útil de 3 a 5 años
Impacto negativo en Medio Ambiente y Salud Pública Cuentan con programas de disposición de llantas de desecho
Pérdida de control por poco agarre Excelente agarre
Poca estabilidad en Hidroplaneo (carreteras con lluvia) Alta estabilidad
Mal desempeño para la maniobrabilidad Excelente maniobrabilidad
Poca seguridad y tranquilidad Viaje 100% seguro
No tienen ninguna garantía fábrica Garantía de fábrica 6 años (productos Bridgestone)
Información para el consumidor sobre el producto adquirido no existe Información técnica del producto es brindada por el fabricante

Bridgestone hace un llamado a todos los consumidores a adquirir siempre llantas nuevas. La compañía cuenta con una robusta red de distribución y puntos de venta autorizados; además como valor agregado ofrece a sus clientes la garantía contra golpes y pinchaduras que protege a las llantas frente a situaciones no previstas que la dañen de forma permanente, permitiéndole al cliente recuperar su inversión.

Para más información puede visitar https://www.bridgestone.co.cr/es o www.facebook.com/BridgestoneCAC.