BRIDGESTONE BRINDA CINCO RECOMENDACIONES PARA MANTENER LA SEGURIDAD DE SU VEHÍCULO EN ÉPOCA DE LLUVIA

San José, Costa Rica, 21 de junio del 2018 — El inicio de la temporada de lluvias significa que los conductores deben asegurarse de que todo el mantenimiento del vehículo esté en regla y además tener cuidados especiales cuando se conduce.

“La lluvia produce barro y este tiende a acumularse en las partes bajas del vehículo, tanto en la carrocería como en las llantas. El barro es un material que retiene muy bien la humedad, por lo que, si se deja incrustado en las partes inferiores, mantendrá la humedad y producirá la oxidación de las partes metálicas, lo que puede producir daños importantes al vehículo”, comentó Walter Villalobos, Gerente de Ingeniería de Ventas de Bridgestone Costa Rica.

Con el fin de mantener su vehículo en el mejor estado posible durante la época de lluvia, Bridgestone brinda cinco consejos estratégicos:

  1. Se debe chequear el desgaste y presión de las llantas: para que la adherencia del vehículo en el pavimento mojado sea la óptima, los neumáticos deben estar en correctas condiciones. Un vehículo cargado requiere mayor presión en el eje donde se encuentra el mayor peso. El chequeo de alineación y balanceo aumenta la vida útil de los neumáticos y mejora la maniobrabilidad del vehículo, especialmente en invierno.

  2. Realice el cambio de aceite periódicamente: este detalle permite proteger el motor del vehículo sobre todo en condiciones extremas, como el frío y la lluvia.

  3. Revise el sistema de ABS, pastillas, y discos: debido a que el agua en estos elementos del vehículo disminuye la capacidad de frenado.

  4. Mantenga su sistema de luces en buen estado: para brindar mayor campo de visión nocturna al conductor y permitir que el vehículo sea visto por peatones y otros vehículos durante el periodo de lluvia. La nivelación de los focos delanteros aumenta su visibilidad.

  5. Revise periódicamente la batería: cuando se presentan temperaturas muy bajas la batería ve afectada su capacidad de carga, por esta razón se debe aumentar la periodicidad de su revisión.

Tome en cuenta que uno de los mayores riesgos al manejar, es la conducción sobre superficie mojada, y en este momento que nos encontramos en invierno, muchos conductores se exponen al hidroplaneo, una situación peligrosa que normalmente se presenta al circular a cierta velocidad en tramos de carretera con mucha agua o con grandes charcos, por lo que los canales de la banda de rodadura no logran expulsar el líquido debajo de la llanta, lo que produce repentinamente la sensación de que el automóvil flota.

Conducir con cuidado y llevar llantas no desgastadas e infladas correctamente puede evitar este efecto, puesto que así las bandas de rodadura están podrán drenar la mayor cantidad de agua posible.

Adicionalmente, en época de lluvia, Bridgestone recomienda a los automovilistas extremar precauciones para conducir concentrados, mantener la distancia, conducir con las luces encendidas y no abusar de la velocidad.