BRIDGESTONE PROMUEVE LA REUTILIZACIÓN DE LLANTAS DE DESECHO PARA BENEFICIO DE COMUNIDADES Y MEDIO AMBIENTE

Compañía cuenta con proyectos innovadores para brindar soluciones en esta materia y ha recolectado alrededor de 14.000 llantas de desecho

San José, Costa Rica, 15 de marzo del 2018 —Bridgestone, líder mundial en la fabricación de neumáticos, recomienda a la población reutilizar o desechar correctamente las llantas que han terminado su vida útil, con el fin de colaborar con el medio ambiente y en la prevención del dengue, zika y chicugunya.

La compañía cuenta con diferentes iniciativas en las que utiliza las llantas de desecho como materia prima para la construcción de parques infantiles o artículos ecológicos.

B-Happy es una de las iniciativas que la compañía utiliza como punta de lanza en su lucha para prevenir los criaderos de mosquitos. Esta iniciativa ha sido implementada durante siete años consecutivos y se trata de un programa para construir áreas de juego y recreo infantil en comunidades y centros educativos, utilizando como base las llantas de desecho.

Las llantas que han finalizado su vida útil también permiten la confección de otro tipo de artículos útiles y amigables con el ambiente, como por ejemplo mesas, juegos de sala, jardineras, artesanías, columpios y muros de contención, siendo esta una forma de aprovechar al máximo los recursos que tenemos a un bajo costo, pero con un gran valor para el ambiente y la salud pública.

Bridgestone de Costa Rica trabaja este tipo de iniciativas en conjunto con emprendedores aliados como la empresa Maceticas, con quienes ha impartido talleres a los colaboradores de Bridgestone y a grupos de mujeres emprendedoras, acerca de cómo convertir las llantas en macetas, adornos y hasta fuentes para jardines.

“En la empresa tenemos claridad acerca de nuestro papel para incentivar el reuso y reciclaje de las llantas, con el fin de colaborar activamente con el medio ambiente y la salud de las comunidades en las que operamos. Nuestra labor en el área se enmarca dentro de dos de nuestras áreas prioritarias de Responsabilidad Social “Ambiente” y “Personas” y contamos con diferentes programas e iniciativas para que el impacto sea mayor”, afirmó Amelia Vives, Gerente de Comunicación y Responsabilidad Social de Bridgestone Latinoamérica Norte.

Bridgestone también forma parte de Fundellantas, una organización sin fines de lucro que se encarga desde el 2001, de la recolección y procesamiento adecuado de las llantas de desecho en Costa Rica y cuenta con un centro de acopio y planta de trabajo ubicados en el Coyol de Alajuela. Esta empresa transforma las llantas de desecho recolectadas en muros de contención o llantiones. Tan solo en el 2017, esta asociación construyó más de 2100 llantiones en el país.

Gracias a estas iniciativas y otras como campañas de recolección, Bridgestone ha conseguido recaudar alrededor de 14.000 llantas de desecho en Costa Rica