BRIDGESTONE Y LLANRESA INAUGURAN PARQUE B-HAPPY EN ALBERGUE PAPA FRANCISCO

Familias afectadas por la erupción del volcán de fuego en junio pasado, serán las beneficiadas.

Guatemala, 8 de agosto de 2018.  Alrededor de 120 niños que habitan actualmente el Albergue Papa Francisco en Escuintla,  podrán disfrutar del parque B Happy, construido en alianza por Bridgestone y su distribuidor en el país Llanresa.

La iniciativa tiene el objetivo de brindar un lugar de esparcimiento a las familias afectadas por la erupción del volcán de fuego en junio pasado, como el caso de Marta Alicia Coc Tezen, que residió en El Rodeo con su esposo y cinco niños, previo a la tragedia, y quien ve el proyecto con positivismo, ya que permitirá a sus hijos disfrutar de un espacio de juego al aire libre.

Los eco-parques consisten en la construcción de zonas de recreo y módulos de juego con llantas de desecho, esto con el fin de promover la reutilización para el beneficio de comunidades de una forma creativa e innovadora.

La inauguración del parque se llevó a cabo este miércoles 08 de agosto del 2018, en las instalaciones del Albergue Papa Francisco, Finca la Industria, en Escuintla y contó con la participación de Carlos Salas, Gerente de Categoría Consumer de Bridgestone Centroamérica y Caribe y Fredy Yunes, Gerente General de Llanresa, así como de miembros de la comunidad.

La inauguración del parque se llevó a cabo este miércoles 08 de agosto del 2018, en las instalaciones del Albergue Papa Francisco, Finca la Industria, en Escuintla y contó con la participación de Carlos Salas, Gerente de Categoría Consumer de Bridgestone Centroamérica y Caribe y Fredy Yunes, Gerente General de Llanresa, así como de miembros de la comunidad.

“Para Llanresa es motivo de orgullo colaborar en esta etapa difícil por la que atraviesan los damnificados con espacios seguros de esparcimiento que ayudan a los niños a desarrollar sus aptitudes sociales, emocionales y físicas, pues es a través del juego que se relacionan con el mundo que los rodea. Mediante la construcción del parque, no solo ponemos nuestro granito de arena en la formación de estos niños, sino que colaboramos en la protección del medio ambiente”, comentó Fredy Yunez, Gerente General de Llanresa.

La construcción de estos parques es una de las iniciativas que desarrolla Bridgestone en el marco de su Área Estratégica de Responsabilidad Social Personas, parte de su compromiso global de Responsabilidad Social Nuestra Manera de Servir.

 “Los parques B-Happy son uno de los proyectos emblemáticos de Bridgestone en Centroamérica y Caribe, con los mismos buscamos brindar un aporte positivo a las comunidades y cuidar el medio ambiente. Gracias a los parques construidos, hemos logrado reutilizar y disponer favorablemente de alrededor 2600 llantas de desecho” comentó Carlos Salas, Gerente de Categoría Consumer de Bridgestone Centroamérica y Caribe.

En Guatemala, Bridgestone ha construido seis parques B-Happy, cinco de ellos en alianza con Llanresa, para el disfrute de la comunidad. Dichos parques han sido ubicados en: Fundación Margarita Tejada (capital), Hospicio de San José para niños con VIH (Santa Lucía Milpas altas), Sede de Muchachas Guías (capital), Fundación REMAR (Villa Nueva), Casa Hogar Bernabé (Carretera a El Salvador) y ahora en el Albergue Papa Francisco (Escuintla).

En total, desde que nació este proyecto, en 2012, se han construido 37 áreas infantiles de este tipo en Costa Rica, República Dominicana, El Salvador, Guatemala, Nicaragua y Panamá, beneficiando aproximadamente a 48,000 niños.

Además de su aporte como área de juego, los parques B-Happy pretenden tener un impacto positivo en la sensibilización de la necesidad de reutilizar las llantas, así como colaborar en la mitigación de los criaderos de los mosquitos transmisores del Dengue, Zika y Chikungunya en la región de Centroamérica y el Caribe.